Buscar
  • Advising for Life

Diseño, desarrollo y montaje web ¿cuáles son las diferencias?

Probablemente has estado en ese momento increíble donde decides tomar ventaja de las grandes funcionalidades de montar tu negocio en línea.


Ya sea que es tu primer emprendimiento, estás digitalizando tu modelo de negocios tradicional (brick-n-mortar) o ya conoces las ventajas de un pure play o un modelo brick-n-click, y quieres seguir creciendo y desarrollándolo; lo harás mejor conociendo la diferencia entre diseño web, desarrollo web y montaje web.


Aquí te explicamos súper sencillo, ¿cuál es la diferencia entre diseño web y desarrollo web? y lo qué debes saber acerca del montaje web, para que nadie te chamaquee, y obtengas lo que realmente estás buscando y necesitas.


Diseño web

El diseño web implica todo lo relacionado a la interfaz que con la que estará interactuando el usuario del sitio web. Es decir, toda la planeación de cómo debe verse tu sitio web, dónde funcionan ciertos botones y para qué, cómo mejorar la experiencia de usuario (UX), su navegación, utilizar colores, figuras, iconos y la tipografía adecuada a la imagen corporativa son sólo unas de las actividades empleadas en el diseño web con el fin de hacer tu sitio web atractivo y amigable; el diseño de tu príncipe azul.


Ojo, debemos tomar que, así como las personas, no todo tiene que ver con la apariencia, existen funcionalidades implementadas en el desarrollo web, que le darán mayor versatilidad a tu página. El punto de convergencia entre diseño y desarrollo web, es gran parte de la magia, pues no se trata de que se vea bonito nada más, sino de que sea funcional y pueda hacer lo que necesitamos para nuestro negocio.


El funcionamiento y capacidad que deseamos que tenga, serán mejores si se consideran desde la etapa de diseño, pues si recordamos, es en esta etapa dónde se hace la planificación de cómo será la interacción del usuario con el sitio. Imaginemos que nuestros usuarios tienen algún impedimento visual, total o parcial; si queremos (y sí lo queremos) que nuestro sitio sea inclusivo y permita tener a todos los usuarios una experiencia (UX) de navegación satisfactoria, deberemos diseñar el sitio para que sea versátil, adaptativo (responsive), tener una estructura incluyente y lograr ser inclusivos con todos los usuarios.

Existen softwares avanzados que, permiten al usuario realizar una navegación amigable aún si existe un impedimento total del sentido de la vista u el oído, los cuales suelen ser los sentidos que mayor uso tienen durante la navegación web.


¡Listo, ahora que ya tienes el concepto de diseño web dominado, o si tienes más preguntas al respecto, puedes contactarnos para comenzar a tu negocio online!


Desarrollo web

Ya tenemos nuestro diseño web bien planteado, ¿cuál es el siguiente paso?

El desarrollo web nos permite considerar y emplear esas mil y un funcionalidades que queremos que nuestro sitio web tenga. Desde funcionalidades básicas como botones, animaciones y redirección, hasta formularios automatizados, add-ins y plug-ins para gestión de reservaciones, citas o venta de productos o servicios online (e-commerce) e integración de métodos de pago como PayPal®, tarjetas de crédito, débito y más.


Durante esta etapa, es donde se vale ir por todo, meter todas las funcionalidades que tenías previstas para tu negocio o incluir unas cuantas que crees pueden darle una ventaja competitiva tanto off como online. Hablamos de integraciones de CRM (Customer Relationship Management) para dar seguimiento a la individualidad de tus clientes y ofrecerles algo que realmente les interese, integraciones de logística para entregar los productos de tu e-commerce sin mayor problema, automatizaciones de mailing, y un sin fin más de posibilidades.

Deberás tener en cuenta, que estas funcionalidades se apeguen a la idea de plataforma que tenía pensada, pues puede existir cierta limitación si alguna de estas funcionalidades no estaba contemplada en el diseño web y deba reestructurarse. Fuera de ahí, sky is the limit.


Dependiendo el programa servicios externos que se utilicen, la etapa de desarrollo puede ser algo tedioso para algunos, pues puede conllevar temas de código y programación (felicidad pura de muchos amantes de la informática) o puede ser algo un poco más sencillo con pre-sets, templates o servicios canvas o drag-n-drop.



Recuerda que un sitio web increíble es importantísimo para demostrar tu inigualable negocio. Si tienes alguna duda sobre estos temas o quieres que colaboremos juntos y desarrollemos el sitio web de tus sueños, ¡siempre podrás contactarnos aquí!


Montaje web

Montaje o bello montaje, esta es la etapa en donde todo el trabajo previo, llega a la luz.

El montaje web es necesario para que este increíble proyecto sea visible para quienes quieres que lo sea. Conceptos como hosting, dominio, servidores, entre otros, se vuelven más tangibles durante esta etapa.

Vayámonos rápidamente con la poderosa trifecta. En esencia, existen 3 elementos principales que hacen que tu página o negocio esten online, funcione y sea visible para todos: la página web (aquella que diseñamos y desarrollamos antes) es el proyecto, nuestra obra de teatro, el teatro como tal (el espacio) será el hosting, y el nombre de la obra es el dominio. Todo esto tiene un par de complejidades más, como el correo y automatizaciones, servidores, etc. pero en esencia, el montaje web nos permite dar a conocer nuestro proyecto a toda la web.


Es importante considerar temas de seguridad como los certificados SSL, que le brindan una conexión segura y nos aventajan sobre otros sitios, pues buscadores como Google®, prioritiza su posicionamiento. ¡Puedes leer más acerca de ello aquí!


Lo sabemos, el tema de hosting, domino, página y mil términos más puede ser confuso. Pero tranquilo, aquí tenemos otra analogía que nos ayuda a comprender estos términos y su función:

Un negocio tradicional (brick-n-mortar), donde el negocio y sus productos/servicios (la tienda) son la página web.

Esta tienda/negocio, tiene un nombre, con el cual la gente lo puede identificar y llegar a él (dominio) y tal como en un negocio tradicional, no pueden existir dos negocios idénticos registrados con el mismo nombre, por lo que el nombre de tu tienda y su dirección (dominio/dirección web), son únicos.

Por último, tu negocio/tienda (página/sitio web) debe estar posicionado en un lugar en específico, este lugar, que podría ser el terreno, la calle donde está la estructura es el hosting. El hosting se encarga de almacenar la información, datos y dar acceso al tráfico y tus usuarios/clientes para que pueden interactuar con tu negocio. Si la calle o terreno (hosting) estuviera cerrada o dañada, tu tienda (página web) no tiene un lugar donde existir, por lo que los coches o gente (tráfico) no podrán llegar a ella.

Así que ya lo sabes, tu proyecto (sitio web) necesita un nombre y dirección únicos (dominio) y estar puesto en un lugar (hosting) para que tus clientes puedan llegar e interactuar con el.


¿Listo?

¡Es momento de abrir el telón y mostrar al mundo tu trabajo!




6 vistas

Todos los Derechos Reservados ©2020 QUIMTEGRAAD Advising For Life